Mi historia

Tras investigar el apasionante trabajo de diversas empresas dentro del mundo sonoro (Sybel, Lunii) y el auge de los podcats («El gran apagón»), descubro las extraordinarias posibilidades de la audioficción en el terreno creativo.

Lo que hace despegar mi voluntad definitiva por formarme de manera autodidacta como voice over. En paralelo a mi empleo de docente, decido probar mis conocimientos en la práctica a través de mi propio canal de audiorrelatos en diferentes redes digitales.

Aquí doy rienda suelta a la experimentación con mi voz, alternando la adaptación de historias escritas por mí con otras pertenecientes a la red de escritores independientes que voy construyendo.

Gracias a ello, consigo ganar la suficiente visibilidad para superar el millar de oyentes en mi creciente comunidad.

Una capacidad arrolladora para transmitir un festín de emociones con la voz.

Durante un intenso año 2021, como profesor de día y locutor nocturno, planeo mi dimisión en la educación con el fin de consagrarme a mi nueva y ansiada empresa. Cambio de residencia mudándome a un barrio tranquilo sin ruidos exteriores. Y, a partir de ahí, preparo mi espacio de trabajo. Fabricando una cabina acústica con material profesional e invirtiendo en un equipo de grabación de alta gama que me permite, a día de hoy, elevar al máximo nivel la calidad de cada uno de los proyectos de mis clientes.

Cómo trabajo

Toda idea merece ser llevada a su mayor esplendor. Por esta misma razón, mi gran cuidado se centra siempre en hallar el modo de dar alas a esos pequeños detalles que marcan la diferencia. Para que cada proyecto acabe encontrando su brillo en el resultado final.

Mis clientes

ELLOS ya confían en mí. ¿Y tú?

Logo: Mi granito de avena
Logo de un cliente
Logo: Vivir sin Plástico
Logo: Hablemos de terror
Logo: Manuel Puga
Ir arriba